Crítica: ‘La Casa de Papel: Parte 3’, un golpe sobre la mesa en la ficción mundial

‘La Casa De Papel’, la serie de habla no inglesa más vista de la historia de Netflix y la primera serie española en ganar un Premio Emmy Internacional, estrenó su tercera temporada el pasado 19 de julio.

Tras el pase de prensa, quedamos bastante satisfechos con los dos primeros capítulos de la ficción de Vancouver Media. Ahora, tras ver la temporada al completo, no solo estamos bastante satisfechos sino que creemos que se ha conseguido un grandísimo resultado que nada tiene que envidiar a las dos primeras temporadas y que sitúa de nuevo a la serie de Pina en un referente del mundo audiovisual no solo a nivel nacional, sino en todo el mundo.

Tras seguir la ficción en Antena 3 y ver su gran calidad, los espectadores que la seguíamos no entendíamos los bajos datos de audiencia. Estaba claro que no era una serie como otra cualquiera y el tiempo lo ha demostrado.

Resultado de imagen de la casa de papel temporada 3

En España no se supo valorar la serie hasta que se produjo el impacto internacional que Antena 3 no podía conseguir y que se produjo poco tiempo después de que Netflix añadiese la serie a su catálogo. Fue entonces cuando los usuarios españoles de la plataforma comenzaron a darse cuenta del tremendo producto obtenido por el equipo de Vancouver Media.

Podríamos numerar muchos de los motivos por los que estamos hablando, sin ninguna duda, de una de las mejores series que hemos tenido en nuestro país: producción, dirección, el buen nivel de interpretación de gran parte de los actores, por supuesto, el guión y sobre todo, la sensación de que no estás viendo una serie más.

Sumado a todo ello en esta tercera temporada, además de un notorio aumento de prespuesto, hemos visto grandes incorporaciones en lo que a p

ersonajes se refiere y una acertada vuelta por un motivo totalmente distinto al anterior. Además, uno de los puntos más acertados de la temporada es que ahora no buscan dinero, sino secretos de estado. Esto es un punto de inflexión que dispara la calidad del argumento y le da un enorme giro.

Y es que con la idea original de cerrar la serie tras dos temporadas y con un final muy cerrado, consiguieron reabrir la trama, con las complicaciones que eso conlleva, volviéndonos a enganchar de verdad y conseguir con más presupuesto y con los puntos anteriormente nombrados que ‘La Casa De Papel’ haya dado un golpe sobre la mesa en la ficción demostrando de nuevo la calidad de la serie y convirtiéndose, desde nuestro punto de vista, en la serie por excelencia en España y en el mundo en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *