‘La Resistencia’, de verdad, ¿y esto da audiencia?

Uno de los programas que sin duda está revolucionando el panorama televisivo actual es ‘La Resistencia’, un late night emitido en #0 de Movistar+ y presentado por David Broncano.

Pero, realmente, ¿cuáles son los factores que consiguen que tenga tanto éxito?, ¿cómo un programa de tan baja calidad puede tener el alcance mediático que tiene?

Para empezar, es un programa caótico en todos los sentidos. Parece tener una estructura definida al principio que el presentador va destruyendo a lo largo del programa, alargando entrevistas e improvisando cosas constantemente.

Todo este caos se podría reducir en gran parte si su presentador (David Broncano) se preparase el programa mínimamente y por lo menos se leyese las preguntas que le va a hacer al entrevistado. Es muy poco profesional el estar constantemente preguntando al director cuanto queda de programa, se supone que debería de saberlo y es una de sus funciones, el estar pendiente de los tiempos e ir regulándolo, como hacen en TODOS los programas.

Resultado de imagen de la resistencia
El logo de ‘La Resistencia’

En cuanto a lo que a las entrevistas se refiere, tal y como he dicho anteriormente estaría bien que el presentador se leyese previamente la entrevista porque se confunde constantemente y casi que es el invitado el que le tiene que ayudar (ya hemos vivido situaciones en las que Broncano no sabe cómo continuar), de acuerdo que no buscamos periodismo de primera, pero al estar en televisión y con invitados que te están dando juego y audiencia, hay que cumplir unos mínimos.

Tampoco podemos dejar atrás la famosa pregunta del dinero, que no termina de ser maleducada e incómoda para el invitado, si bien sabe previamente que se le va a preguntar.

Si no era esto suficiente, se le suma una segunda pregunta comprometida que no puede ser más grosera y sin venir a cuento.

De acuerdo que cuando vemos ‘La Resistencia’ nos esperamos algo canalla y fuera de lo habitual, ya que este es el propósito del programa, pero al tener una imagen pública y salir en televisión hay que cuidar muy mucho lo que se hace y cómo se hace, porque tristemente la televisión puede mover muchas masas o promover determinados comportamientos.

Tratándose de un programa de humor, no pueden faltar los chistes y las bromas sugerentes y tratándose de un programa un poco más ‘rebelde’ se hacen chistes un poco subidos de tono, hasta ahí todo bien. Sin embargo, llegamos a lo mismo que antes, debe haber límites.

No se pueden permitir determinados chistes demasiado subidos de tono y que luego nos arrepintamos. Movistar+ ya ha censurado un monólogo del programa por un chiste ofensivo y de mal gusto, chistes fuertes sí, pero con moderación. Los llamados ‘límites del humor’ no deben de existir, pero el cómico debe saber hasta donde llegar para no pasar de gracioso a maleducado e irrespetuoso.

En resumen, creo que todos los espectadores de ‘La Resistencia’ ven el programa precisamente por ser distinto a los demás y por el horario, el programa puede permitirse determinados excesos, es una gran idea y un formato que está probado que funciona.

Sin embargo, tampoco se puede llegar al punto de que el programa pueda vivir de la gracia de ser un programa peor que el resto, ¿ de verdad lo que le da gracia al programa son sus carencias?, ¿nos hace gracia que Broncano ni se moleste en saber en qué ha trabajado el invitado o qué va a presentar al programa?, ¿Dónde está la gracia de un hombre que entra y se pone a romper todo lo que encuentra?, ¿Dónde está el humor elaborado y de calidad?

Pese a ser un programa con un gran éxito y, desde mi punto de vista, un buen formato, hay que intentar cubrir lo que no se puede conseguir con bajo presupuesto con un poco más de profesionalidad, porque se pueden hacer los mismos chis

tes o incluso mejores habiendo preparado bien el programa en todos los sentidos que llegar absolutamente en blanco.

Ahora, no solo tenemos una parte mala, como bien he dicho, es un gran formato (la idea) que en lo técnico, gráfico, y en algunas de sus caras conocidas es muy bueno en distintos sentidos.

Por favor, no dejemos que un buen formato pierda puntos por estos detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *